Primer Congreso Regional Juventud Para Una Cultura De Paz

Hacia la Resolución Alternativa de Conflictos

 

Celebrado con el propósito de promover y fomentar la resolución alternativa de conflictos como mecanismo para la creación de una cultura de paz en las comunidades de los jóvenes participantes.

 

Se parte de la idea de promover sociedades justas, pacíficas e inclusivas, con especial interés en la realidad de los jóvenes y sus comunidades, identificando situaciones de violencia, con el interés de construir propuestas de acciones y procesos de resolución alternativa de conflictos que conduzcan a una cultura de paz.

 

Esta importante iniciativa estuvo coordinada por el Centro para el Estudio, Prevención y Resolución de Conflictos (CEPREC) de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM), con la colaboración del Despacho de la Primera Dama, la Procuraduría General de la República, Radio Santa María, Centro Bellarmino, Fundación Vanessa, Centro de Resolución Alternativa de Controversias (CRC) de la Cámara de Comercio y Producción de Santiago, el Sistema de las Naciones Unidas en la República Dominicana (SNU-RD), el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), AIESEC, Fundación Solidaria del Divino Niño Jesús, y Hermanas Paulinas.

 

Conferencias:

1.Conferencia Central: Juventud para Una Cultura de Paz – Luciana Mermet

En el contexto dominicano la juventud representa un segmento poblacional de gran relevancia para incidir en los procesos locales, la construcción de una cultura de paz debe ser vista como un aspecto fundamental para la garantía del desarrollo humano sostenible de nuestros espacios. La visión que trae consigo la resolución alternativa de conflictos es una herramienta ideal para innovar, crear y ser protagonistas del cambio de nuestra sociedad para el cumplimiento de nuestros derechos. No hay desarrollo humano sostenible si no existe una cultura de paz.

 

 

2. Juventudes y la Agenda 2030: Una propuesta para la Acción Local- Mildred Samboy

 

Del 2013 al 2015, más de 9 millones de personas en todo el mundo votaron en la encuesta Mi Mundo de las Naciones Unidas, un esfuerzo que recogió las 6 prioridades de desarrollo más importantes para las personas, con el fin de alimentar la conformación de la Agenda 2030. En la República Dominicana, más de 220,

000 personas votaron, de las cuales 90,998 fueron jóvenes de 16 a 30 años, representando el 40% de las personas participantes a nivel nacional. De éstos participantes 33,804 jóvenes priorizaron la Protección contra el Crimen y la Violencia dentro de sus prioridades de desarrollo. La juventud representa más del 30% de la población dominicana, siendo un segmento poblacional de gran importancia para incidir en acciones para hacer frente a estas necesidades. Integrar a la juventud como un sujeto de derechos de las políticas nacionales y locales es fundamental para garantizar ese principio que trae consigo la Agenda 2030 de “No dejar a nadie atrás”.

 

3.Juventudes y violencia: Una mirada a los factores de riesgo – Mari Carmen Santana

¿De qué hablamos cuando decimos violencias? ¿Cómo analizamos violencias en nuestras sociedades? Las violencias existen y forman parte de la cotidianidad, se manifiestan en las comunidades, en los países y en la región y es preciso analizarlas. Para abordar en específico las violencias que afectan a los jóvenes en nuestros países latinoamericanos, es preciso mirar el contexto en el cual ellas surgen, que son principalmente entornos de pobreza y exclusión social, marcados por el desempleo, falta de oportunidades y falta de acceso a instancias de poder o toma de decisión. Esto evidencia un conjunto de espacios de vulnerabilidad en las poblaciones jóvenes, en sus familias y sus comunidades. Esa vulnerabilidad muchas veces, termina convocando a la violencia. El análisis y la caracterización de la violencia son necesarios, porque permite atacar los factores de riesgo y buscar e idear estrategias que permitan construir nuevos modos de relación social basados en la promoción de la cultura de paz en las comunidades.

 

 

4.Incidencia de la violencia en adolescentes – Rafaela Burgos y María Elena Asuad

El estudio “Incidencia de violencia en adolescentes de 13 a 15 años en las escuelas públicas del sistema de educación de la República Dominicana” contiene los datos de una encuesta nacional con 4,400 estudiantes y de entrevistas semiestructuradas con 153 de esos encuestados. Fue realizada en una muestra nacional, por lo que permite tener un acercamiento a la realidad de los adolescentes y las adolescentes de esa edad en todas las regiones”. Los adolescentes entrevistados reportaron que habían sido víctimas de al menos un episodio de violencia convencional (36%), entre iguales (32%), exposición indirecta a violencia (30%), maltrato por parte de sus cuidadores (25%) o violencia sexual (10%). El crimen convencional (robos, asaltos, daño a la propiedad, ataques e intentos de ataque con o sin armas) y la violencia entre iguales afectaron con mayor frecuencia a los varones.

 

 

  1. Jóvenes mediadores: Mecanismos promotores de una cultura de paz – Miguel Cuello y Yanibel de Los Santos

La estrategia de trabajo con jóvenes mediadores está fundamentada en la mediación de conflictos, promoción de la cultura de paz y la prevención de la violencia en general. La estrategia promueve la educación desde una perspectiva cívica y democrática permitiendo crear e interiorizar un nuevo concepto de ciudadanía y la formación de redes de jóvenes de 14 a 22 años para que se desempeñen como promotores de cultura de paz y mediadores de conflictos en su comunidad. Los voluntarios son capacitados para que realicen mediaciones e impartir charlas comunitarias de cultura de paz. El modelo de formación de redes de promotores de cultura de paz y mediadores de conflictos, es una alternativa de prevención de violencia que permite buscar soluciones pacíficas a los conflictos juveniles que ocurren en las comunidades, las escuelas y en las familias.

 

Recursos